Embarazo

Esperando el primer abrazo

¡Algo mágico sucede en tu interior!

Cambios, nuevas sensaciones, emociones inesperadas… Descubre con nosotros el maravilloso viaje que te convertirá en mamá.

1er trimestre del embarazo

De la semana 1 a la 13

Principio del embarazo.
¿Qué hábitos debo adoptar?

Evita el humo, incluso el que inhalas de forma pasiva, además del consumo de alcohol. Come sano: durante el embarazo conviene seguir una alimentación lo más variada y completa posible.

Haz ejercicio: empezar el embarazo con un cuerpo tonificado y en forma ofrece sin duda muchos beneficios. Aunque te dé pereza, todavía estás a tiempo de empezar a practicar alguna actividad física moderada, como la gimnasia o la natación. Incorpora el ácido fólico en tu dieta: los ginecólogos recomiendan tomar esta vitamina del grupo B (también llamada B9) cuando se acerca el momento de la concepción, ya que es especialmente importante durante las primeras semanas de formación.

Tus cambios

Acabas de descubrir que serás madre, y es que ya hacía un tiempo que te sentías distinta. Dentro de poco te acostumbrarás a la idea de estar embarazada desde un punto de vista emocional, y empezarás a tomar conciencia del gran cambio que supondrá un bebé en tu vida.

Exteriormente solo se podrá percibir el crecimiento de la barriga pero, en tu interior, el útero experimentará importantes cambios.

Durante la 6a semana, se empezarán a manifestar los primeros síntomas de embarazo.

Puedes pedir cita para la primera visita con tu ginecólogo/a de confianza, que te dará hora para la primera ecografía, análisis de sangre y de orina, y otras posibles pruebas específicas.

Cuando llegue la 10a semana de embarazo, no entres en pánico. Es normal que tengas un humor cambiante. Durante esta etapa es posible que te sientas deprimida o irritable a causa de los cambios hormonales. Notarás unas fuertes ganas de orinar y una sensación de náusea que se mitigará hacia el final de este trimestre.

Si a partir de la 11a semana de embarazo empiezas a engordar algún kilo, no debes preocuparte, ya que es normal aumentar un poco de peso al principio del embarazo.

¿Qué pasa dentro de tu barriga?

Por norma, los ginecólogos empiezan a contar las semanas de embarazo a partir del día de inicio de la última menstruación. En la 5a semana, el futuro bebé toma la forma de embrión, parecida a un pequeño tubo cilíndrico de 1,5 milímetros de largo.

Durante la 7a semana, el embrión empieza a crecer a gran velocidad; comienzan a formarse las manos, los codos, las rodillas y los pies. También se inicia el desarrollo de los órganos principales.

A partir de la 8a semana, comienza la fase fetal.

Durante la 12a semana de embarazo, aunque es posible que no te des cuenta, tu bebé empieza a sonreír y a hacer los primeros movimientos, como pequeñas volteretas.

Ya ha llegado la semana 13 del embarazo, la última del primer trimestre. Durante esta semana, se completa el desarrollo de los órganos vitales del feto.

No es demasiado tarde para empezar a practicar alguna actividad física moderada, como la gimnasia o la natación
immagine attività fisica

2° trimestre del embarazo

De la semana 14 a la 27

Tus cambios

¡Bien hecho, futura mamá! Has superado el primer trimestre, y las náuseas y los vómitos empezarán a disminuir. También experimentarás otros cambios; de hecho, tu cuerpo está listo para transformarse por completo. Los pezones y las areolas, por ejemplo, aumentarán de tamaño y adoptarán un color más oscuro.

También notarás un aumento de peso y un crecimiento evidente de la barriga. Es importante no comer demasiado: es mejor hacer muchas comidas pero no muy abundantes y beber mucha agua. No olvides hidratarte la piel con frecuencia, ya que su elasticidad se pondrá a prueba con el aumento de volumen de tu barriga. Podrás notar los primeros movimientos del bebé: ya duerme y se mueve. Es posible que durante esta fase sufras trastornos digestivos, picazón y calambres musculares. Ten en cuenta que para cada mujer es diferente: podrías sufrir insomnio o todo lo contrario, mucha somnolencia.

Si sientes molestias, consulta con tu ginecólogo, pero no te preocupes porque son fenómenos normales durante la gestación.

Nicht vergessen: Es ist Zeit, sich über einen Geburtsvorbereitungskurs zu informieren.Recuerda: que es momento de que te informes sobre las clases de preparación para el parto.

¿Qué pasa dentro de tu barriga?

Al principio del segundo trimestre, tu bebé recibe oxígeno directamente a través del cordón umbilical, pero ya se está preparando para cuando tenga que respirar al salir de la tripa. Las mejillas y las orejas se sitúan en la posición definitiva y se puede distinguir la silueta de la nariz, que se va definiendo más. u bebé puede separar el pulgar del resto de los dedos y llevárselo a la boca para chuparlo.

Se están formando las primeras costillas, los vasos sanguíneos y las retinas; además, ¡ya empieza a hacer muecas!

Entre la semana 23 y la 24, se empiezan a formar los glóbulos blancos que conformarán su sistema inmunitario; también se inicia el desarrollo del oído, así que ¡podrás empezar a comunicarte con el bebé!

Hacia el final del trimestre, los ojos y la espina dorsal ya estarán formados prácticamente del todo. Tu bebé empieza a coger volumen, lo que es posible que te provoque dolor de espalda.

Es importante no comer demasiado: es mejor hacer muchas comidas pero no muy abundantes y beber mucha agua
immagine attività fisica

3er trimestre del embarazo

De la semana 28 a la 40

¿Qué es la ecografía del crecimiento y el bienestar fetal?

Normalmente, los ginecólogos recomiendan hacer tres ecografías durante todo el embarazo, una por trimestre.

En la primera ecografía, llamada obstétrica, que se lleva a cabo entre la semana 11 y la 13 de gestación, se mide la longitud cefalocaudal (CRL, por sus siglas en inglés), es decir, la longitud del feto de la cabeza al coxis. En cambio, cuando se efectúa la segunda ecografía, llamada morfológica, a partir de la semana 14 de gestación, se mide la longitud completa del feto, desde la cabeza hasta los talones, además de los huesos más largos (fémur y húmero).

La ecografía del tercer trimestre, que se lleva a cabo en torno a la semana 32 (30-34), se puede definir como la ecografía del crecimiento y el bienestar fetal, ya que su objetivo principal es valorar cómo está creciendo el feto.

Tus cambios

Si ya has superado la semana 28, significa que has entrado en el tercer y último trimestre de gestación. ¡El próximo paso ya es el nacimiento de tu bebé! En esta fase, el feto crece y se desarrolla. ¡En vez de gramos, pesa kilos!

El aumento de peso y de las dimensiones de la barriga podría provocarte algunas molestias, sobre todo en la zona de la espalda.

Te aconsejamos que vayas a clases de preparación para el parto o que te relajes en la bañera o en la piscina. Lo ideal es que realices una actividad física que estimule la liberación de endorfinas en un entorno sin gravedad que no ponga en peligro tu postura. También es importante preparar la zona del perineo con masajes y ejercicios específicos para reducir el riesgo de desgarros durante el parto. Además, hay que aprender a respirar correctamente para estar lista para dar a luz. Sin duda es el periodo del embarazo en el que es más probable que te sientas cansada y nerviosa. Notarás la necesidad de “preparar el nido”: sentir que está todo listo para la llegada del bebé, incluso los pequeños detalles.

La parte final de este largo viaje se caracteriza por revisiones médicas de control. No olvides comprobar con el médico si has hecho todo lo necesario.

¿Qué pasa dentro de tu barriga?

Más o menos en la semana 28, el bebé pesa una tercera parte de lo que pesará al nacer. Tu barriga crece y la percepción del feto de los sonidos y las luces mejora. Se intensifican las conexiones neuronales y sus respuestas a los estímulos son cada vez más precisas.

Entre la semana 33 y la 37, notarás que sus movimientos se vuelven más enérgicos, que está despierto durante más tiempo y que es posible que se mueva y cambie de postura. Los huesos del cráneo son los únicos que no se endurecen, para que pueda salir con más facilidad en el momento del parto.

A medida que se acerca la semana 40, también vemos más cercano el gran momento.

El organismo de tu bebé ya es completamente funcional y ya estás preparada para traerlo al mundo. No te preocupes si nace con antelación o con retraso, es algo normal.

La ecografía del crecimiento y el bienestar fetal, que tiene como objetivo principal valorar cómo está creciendo el feto
immagine attività fisica